Reporte de Vendimia 2013

En otoño-invierno del año 2012 tuvimos condiciones ambientales similares al promedio de los últimos 20 años, con precipitaciones normales y sin eventos de heladas fuera de estación.

La acumulación de horas de frío y reserva de agua en el suelo permitieron una brotación uniforme y abundante. La primavera fue muy húmeda con un 84 % más de lluvia que lo habitual, estimulando un desarrollo vegetativo vigoroso y sin la necesidad de riegos suplementarios.

A partir de enero el clima cambió radicalmente, en el período que va desde el comienzo de la maduración hasta la cosecha las precipitaciones fueron 33 % menores a lo habitual, estableciendo condiciones ideales de maduración.

Durante este período no hubo temperaturas extremas durante el día y se acumularon una buena cantidad de noches con temperaturas por debajo de los 15 °C. Sobre el final del mes de enero tuvimos un evento de granizo que afecto parte de los viñedos en la región sur. La maduración comenzó temprano, adelantando una semana el inicio de cosecha (25 de enero) respecto a la fecha habitual, precocidad que se mantuvo hasta el final, culminando el 19 de marzo con varios días de anticipación respecto a lo normal.

En líneas generales podemos decir que fue una cosecha histórica en términos de calidad y buena en términos de rendimientos, las características más destacables fueron los altos niveles de alcohol, color e intensidad aromática en un amplio espectro de variedades, muchas de las cuales exigirán largos períodos de crianza para capitalizar el altísimo nivel de calidad que tienen los vinos desde su nacimiento

2018-11-06T13:58:33+00:00